No invitado

No invitado - Rictus
No invitado – Rictus

¡Vaya cosa! El hombre que logró la independencia de México es un apestado en el bicentenario de su gesta heróica. ¿Por qué? Pues porque se le ocurrió nombrarse emperador, impulsar proyectos inviables, gastar más en su imagen -en su coronación, pues- y pedir un crédito a Inglaterra del que la mitad del dinero no llegó -se lo quedaron los operadores e intermediarios- y el resto se gastó en proyectos con rentabilidad poco probada. Pero… A pesar de que fracasó en su intento de crear una nueva época por sus sueños de grandeza, y que en ese sentido podría ser antecedente directísimo de la “Cuarta Transformación”, solo se le mencionó de pasadita y su nombre estuvo presente una vez en la ceremonia. Eso sí, porque fue el fundador del bando fifí e, incluso, estuvo legalmente inhabilitado de regresar al país por algunos años. Así que Agustín de Iturbide, consumador de la independencia, no estuvo invitado a su festejo… Según nos recuerda Rictus en El Financiero.