De ganso a avestruz

De ganso a avestruz - Nerilicón

De ganso a avestruz – Nerilicón

Dirán lo que quieran… Pero si se vio mal el presidente López Obrador no solo por no asistir a los primeros funerales de estado que le tocan -de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle-, sino de decir que no fue porque “lo ibana a abuchear” y que hay una campaña para culparlo del accidente por parte de “mezquinos neofacistas”. Durante 18 años vivió azuzando a cuánta víctima pudo (los padres de la Guardería ABC, los padres de los 43 de Ayotzinapa, los macheteros de Atenco, etc., etc….). Y aparentemente se le olvidó que “donde las dan, las toman”, o como dice el otro refrán, “a puñaladas iguales, llorar es de cobardes”. En fin, que el ganzo se volvió avestruz y mostró que no está a la altura del cargo… Nerilicón en El Economista.

Anuncios