No fue tren…

No fue tren... - Alarcón

No fue tren… – Alarcón

¡Podre Andrés! Él esperaba de regalo de Navidad un Trenecito Maya lleno de esperanza, logros, turistas y dinero. Y a cambio recibió un helicóptero lleno de dudas, sospechas, agresiones y polémica. Pues que se vaya acostumbrando que el presidencialismo “clásico”, en que el presidente hacía su santa voluntad, se agotó -esperemos que para siempre- en 1982. En democracia, hay que lidiar con lo que pasa, no con lo que quieres. Alarcón en El Heraldo. ¡Y no dejen de votar por el mejor Monoaureo de 2018! Última semana.

Anuncios