Pedagogo demagogo

Pedagogo demagogo - Falcón

Pedagogo demagogo – Falcón

Profunda indignación ha causado en el mundo un video difundido por ProPublica en el que se muestran las condiciones de vida dentro de un centro de detención de migrantes. Al interior de una bodega de 5,000 metros, metidos en jaulas que llaman “perreras”, se encuentran los detenidos. Para colmo, los niños han sido separados de sus padres y serán deportados por vías distintas. Se estima que entre abril y mayo, dos mil niños fueron separados de sus familias. Tal como se hacía en los campos de concentración de los Nazis. Con dos matices: no acabarán en la cámara de gas. Y la práctica no es nueva: se empezó en la administración Obama. Pero se hizo con bajo perfil. La diferencia NO es separar a los niños de los padres, sino difundirlo ampliamente. La pérfida intención es “enseñar” a los migrantes el riesgo que enfrentan para que eviten ir sin papeles a E.U. Y la otra diferencia es que se hace con un ánimo político: enseñarle a su base electoral que es rudo con la inmigración. Al extremo de violar derechos humanos. Pero ¿Le importa a Trump? Claro que no: Ayer mismo sacó a su país del Consejo de Derechos Humanos de la ONU por considerarlo “hipócrita y egoísta” al dedicarse a descalificar a Israel y a E.U. sin considerar que toman medidas así “por su seguridad nacional”. Total, lo malo no es una práctica que ya se hacía; lo malo es el cinismo para publicarla con bombo y platillo para beneficio político y para sembrar el terror entre los migrantes. Terrible. Falcón en La Crónica.

 

Anuncios