Sustituto

Sustituto – Alarcón

La Suprema Corte de Justicia de la Nación votó, 6 contra 5, en que se haga la “consulta popular sobre el juicio a ex presidentes”. Pero consideró que la redacción de la pregunta era incorrecta, porque podía violar los derechos humanos y sería “no vinculante”, así que la cambió por la siguiente: ¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminados a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas? Así que, si la entendiste, magnífico: ve a votar el 1 de agosto, porque, por ley, una consulta popular NO puede realizarse el mismo día que una elección federal… Así que se trata de un ejercicio absurdo: si hay delitos, se pueden denunciar y juzgar de inmediato -en particular, Peña Nieto cuyos posibles crímenes no han prescrito-. Y si no hay pruebas, aunque la consulta popular salga 99% en contra y 1% en abstención, sirve para nada. Por eso, como dice Alarcón en El Heraldo: ya no necesitamos Justicia y Legalidad cuándo tenemos aplausómetros y consultas.