El síndrome Bartlett

El síndrome Bartlett - Falcón

El síndrome Bartlett – Falcón

No lo olviden: trabajando por consigna y no con la ley en la mano, Irma Eréndira Sandoval, Secretaria de la Función Pública, declaró que no podía investigar la fortuna ilícita de más de 800 millones de pesos, “porque no la hizo en este gobierno” y porque “su pareja no cumple con los criterios legales para ser esposa o concubina” y que su hijo “no es su dependiente económico”. Es decir, no lo declaró inocente; simplemente dijo que no podía investigarlo en esos términos. Y ya. Así que les sugerimos aplicar “el síndrome Bartlett” y desconocer todos los “monitos” que les hayan salido en la rosca de reyes: serán muy sus niños, pero no son sus consanguíneos ni dependientes económicos, así que no paguen los tamales. Falcón en la Crónica.