Obsesión

Obsesión - Alarcón

Obsesión – Alarcón

Es cierto que el presidente tiene la costumbre de recibir y portar con orgullo los regalos que le hacen los pueblos indígenas que visita. Por eso lo hemos visto con bastones de mando, collares de flores, múltiples collares de flores, tocados floridos y de semillas, capas… Aunque a veces, en ese respeto, pase de lo tradicional a lo ridículo. Por ejemplo, cuándo le ponen más de cinco collares más un sombrero de flores, y parece arreglo floral ambulante. O la capa que le pusieron recientemente en Chiapas, que tenía el símbolo universal de “residuo biológico infeccioso” bordado en la espalda -que, aunque se veía bonito, transmitía un mensaje opuesto a lo que le hubiera gustado decir-. Pero el colmo ocurrió en Hidalgo este fin de semana: le pusieron un collar de panes de pulque, flores y semillas, más un bastón de mando. El detalle es que, en vez de ponerle el collar completo, se lo dejaron en la cabeza, con lo que parecía una torta caminante (acá pueden ver la imagen original y algunos de los memes que generó). Así que hay que recordarle que está bien que se deje querer…. pero debe cuidar un poquito más la investidura presidencial, sugerimos. A menos que sea verdad lo que dice Alarcón en El Heraldo: que el PAN y Calderón siguen siendo su gran obsesión y no puede sacarlos de su cabeza… y ahora no solo figurativamente. Esa imagen de la “tortAMLO” lo seguirá por siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .