¿Y qué?

¿Y qué? – Horax

… en un sistema plagado de dinosaurios, mapaches, cochinos, serpientes, alacranes y ahora hasta los Siervos de la Nación tratando de influir el voto, sea con chantajes, compra de votos o condicionamiento de apoyos, ayer el presidente confesó un delito electoral: que está metiendo mano en el proceso democrático. Y, además, lo confesó en la mañanera, a pesar de que ahora eso es delito grave. Pero ya sabe que no le va a pasar nada… aunque el PRI y MC anunciaron que intentarán acciones legales para evitar la “manita presidencial” en las elecciones. Veremos si se atreven. Por lo pronto, y justo es decirlo, la “manoseada” a la democracia no solo es de AMLO. Horax en Milenio.