Guacamayas…

Guacamayas.... - Rictus
Guacamayas…. – Rictus

Hay prioridades… La vacuna contra el COVID-19 se iba a empezar a aplicar el 15 de diciembre, pero aún no llega y se pidió un recorte adicional a las dependencias e ideas como fusionar SECTUR con la Secretaría de Economía, y cancelar órganos autónomos “por onerosos”. Se requieren 37 mil millones de pesos adicionales para atender el tema, y no los hay. El metro de la CDMX sigue con sus tres principales líneas cerradas y no hay dinero para atender la crisis. Los restauranteros de la Ciudad de México iniciaron un movimiento de #AbrimosOMorimos, porque las restricciones del semáforo rojo que les impiden abrir están a punto de llevarlos a la quiebra. Pero no solo no hay apoyos para ellos: ayer se clausuraron los primeros restaurantes que abrieron dos días consecutivos. Pero… hay prioridades. La SEDATU entregó 89 millones de pesos al ayuntamiento de Palenque para que remodele el estadio en que juega el equipo de las Guacamayas de Palenque… equipo propiedad de Pío López Obrador, hermano del presidente y delincuente electoral confeso y perdonado por la autoridad porque “los videos se obtuvieron sin su consentimiento”. ¿El alegato? “Es que en ese estadio juega el pueblo y lo pidió el municipio como una urgencia”. Hay prioridades… y el pueblo no lo es: el beisbol y el nepotismo si lo son. Al menos, es lo que deja ver el presidente beisbolero -a quien habrá que ponchar en las próximas elecciones presidenciales-. ¿O habrá que adaptar la célebre frase presidencial y decirle “¡Cállate, Guacamaya!” ahora que se quiten las mañaneras por las elecciones? Rictus en El Financiero.