Quijotesco

Quijotesco - Rictus

Quijotesco – Rictus

Enorme salvajada la que ocurrió el viernes pasado… La Secretaría de Energía publicó un decreto en el que se obliga a un cambio en la interpretación de la ley: antes, la CFE tenía que comprar la energía para distribuir a quien se la vendiera más barata: plantas de generación solar, eólica, nuclear o geotérmica incluída, y ya que se agotara la energía barata, ir comprando lo que le faltara a las otras opciones. Pues bien, con el cambio, ahora está obligada la CFE a comprarse toda la energía que ella genere -sin importar que sea hasta 10 veces más cara y 20 veces más contaminante- y luego, si le hace falta, recurrir a los privados. ¿La lógica de esa medida tan ilógica? “Es que CFE está perdiendo mercado”. Y ¡Cómo no! Quemar combustóleo para producir electricidad es más contaminante y caro que hacerlo con plantas solares o con viento, y más en un país que tiene una gran insolación en sus desiertos y zonas de viento constante como La Ventosa en Oaxaca o La Rumorosa en Baja California… Pero como son privadas y “afean el paisaje” según Don Quijote Gansonecio, mejor hay que dañar el medio ambiente y violar la Constitución y los tratados internacionales para defender la obsolescencia tecnológica y apoyar la gestión del corrupto Manuel Bartlett. Y como eso fue el viernes en la noche -como los bandidos-, habrá que esperar las reacciones de EE.UU., Canadá y la Unión Europea, que habían mandado sendas cartas pidiendo que no se violara la ley -antes de que se tomara tan salvaje medida-. Una de las primeras consecuencias de esa “decisión” es que TESLA, la mayor fabricante de automóviles eléctricos del mundo ha decidido no construir la fábrica que estaba desarrollando en México, “porque no hay certeza jurídica de que el gobierno mexicano respete la ley”. Valiente victoria contra “los molinos de viento”. Menos trabajo, menos inversiones, menos electricidad, más contaminaciçon  Rictus en El Financiero.

Un pensamiento en “Quijotesco

  1. Pingback: Monoaureos de la semana: del 17 al 23 de mayo – MonoAureo

Los comentarios están cerrados.