Muy comprensible

Muy comprensible - Hernández

Muy comprensible – Hernández

Vaya que se le complicó el fin de semana al ex presidente Felipe Calderón: un reportaje en la revista Proceso cita a Roberta Jacobson, ex embajadora de Estados Unidos en México, diciendo que siempre tuvieron sospechas de la vinculación de Genaro García Luna con el narcotráfico, pero que “tenían que trabajar con él”. Y una fuerte corriente de opinión surgió en el país: “Si Calderón sabía, malo, porque lo hace cómplice; si no sabía, peor, porque lo hacía ignorante de las acciones de su primer círculo”. La embajadora tardó más de 24 horas para salir a aclarar que ella NO había confirmado (o negado) vínculos de García Luna con el narcotráfico, que no implicaba posición alguna al respecto del ex presidente y que fue sacada de contexto. Aún así, la duda sigue: si Calderón había oído rumores, ¿Buscó confirmarlos o negarlos? Y si no ¿es porque era cómplice o descuidado? De todos modos, queda mal para dónde se haga, y es lo que el cartón Hernández en La Jornada demuestra claramente… para dónde se haga, pierde.