Y dale dale dale…

Y dale dale dale... - Rictus

Y dale dale dale… – Rictus

Pues ayer vimos algo insólito en lo que va de este gobierno: que una propuesta del presidente fuera derrotada en la Cámara de Diputados. Y sí: se presentó la propuesta para reducir el presupuesto a partidos en 50%. Y fue derrotada, pese a contar con los votos a favor de Mornea y del PES. ¿Pues qué pasó, si se requiere mayoría simple y Morena solo tiene más de 251 votos más 26 del PES? Ah, pues que 274 votos a favor no bastan para una reforma constitucional, y hasta los aliados del PT y Verde fueron en contra. El PES porque fue una de sus propuestas de campaña (desde 2015) y, hoy por hoy, no tiene registro, así que le da igual.. Dicen que “no hay loco que coma lumbre”. Así que, ni modo, el presidente intentó pero no logró reducir el financiamiento a partidos. Pero no se crean que se debe a que la oposición se niegue a la austeridad: es que dicen, y con razón, que si el partido del presidente tiene todos los programas sociales y conferencia de prensa todos los días, eso sesga fuertemente las elecciones. Que por eso se requiere dinero para las campañas. ¿Y qué creen? Que tienen algo de razón. Morena llegó al poder por el hartazgo en contra del sistema viejito, pero con casi 10 millones de beneficiarios en programas sociales, y muchos de ellos condicionados a que voten por Morena -de manera ilegal, pero es una práctica que sigue vigente- pues… está dispareja la cosa. Ya bastante tienen con el desprestigio de sus acciones pasadas. Por su parte, MORENA dice que regresará 1,200 de los 1,500 millones que recibe. Que porque “gana corazones, no necesita el dinero”. Rictus en El Financiero.