Primer drama en la 4T

Primer drama en la 4T - Magú

Primer drama en la 4T – Magú

Que si la austeridad republicana llegó primero a ser pobreza franciscana en uno de los sectores más sensibles: la atención a la salud. Independientemente de las quejas del ex director general del IMSS, Germán Martínez, avanza el “austericidio”. Por ejemplo, recortaron 791 millones al sector salud en mayo. Solo al Instituto Nacional de Cancerología le quitaron 225 millones. Habrá que diga que está bien: esos tratamientos cuestan mucho y la probabilidad de supervivencia es baja. “Hay prioridades”. Otros dirán y con razón que son institutos “de clase mundial” y que con poco dinero logran cosas que en otro país cuestan 8, 10, 20 veces más. Lo cierto es que si bien la silla de director del IMSS siempre es un botín político interesante, en las circunstancias actuales es indeseable. No hay dinero, aumentó la cobertura, el presidente quiere un sistema de salud “como el de Dinamarca” y quiere que le cueste como en África. Así no se puede. Por eso el cartón de Magú en La Jornada nos recuerda que las cosas sí pueden estar peor… incluso con “los mejores” que están esperando por ese mismo cargo… dicen (en realidad son pacientes).

Anuncios