Con el yerro desenvainado

Con el yerro desenvainado - Perujo

Con el yerro desenvainado – Perujo

Hoy en día, hay pocos trabajos más estresantes y poco gratificantes que ser Secretario de Hacienda de la Cuarta Transformación. Hay que tratar de darle gusto a todos, cumplir promesas de campaña, evitar conflictos y hacer lo correcto. Por lo pronto, que hubiera superávit primario es algo festinable: solo lo han logrado el odiado Pedro Aspe de entre los llamados neoporfiristas y el más odiado Limantour, de los porfiristas originales.Pero del otro lado, la falta de recursos para las universidades se volvió una crisis gansito: o se les daban fondos -cumpliendo una promesa de campaña- o amanecíamos con una huelga estudiantil en más de 100 universidades y la urgencia de contenerla o reprimirla, con riesgo de repetir un dos de octubre. Total, que al hierro desenvainado del recorte presupuestal le acompañará la corrección del yerro de bajarle fondos a las universidades. Perujo en El Economista.

 

Anuncios