De poder a poder

De poder a poder - Rictus

De poder a poder – Rictus

Veamos: nadie duda que si hay una posición meritocrática de verdad en este país es ser Ministro de la Suprema Corte. Son pocos, trabajan mucho, sus decisiones son claves. Hay uno que, aunque no tiene maestrías o doctorados, entró a trabajar al Poder Judicial en 1973. ¡1973¡ Otros, tienen destacadas carreras judiciales o administrativas. Merecen un buen sueldo. Ahora, de eso a ganar $600,000 mensuales…. Si se ve un exceso. Pero por la otra parte, que el presidente considere que con 106,000 pesos al mes está “suficientemente bien pagado” y de allí para abajo todos, hay otro tipo de exceso. Por ejemplo, para los funcionarios del servicio exterior en ciudades caras como Tokio, Londres o Nueva York, esa cantidad ni siquiera paga los gastos básicos. O funcionarios financieros que regulan casi seis billones (millones de millones) de pesos y que creen que con 40 mil mensuaViles van a ser honestos y trabajadores, cuándo con ese nivel de experiencia y conocimiento técnico especializado podrían ganar 40 mil… diarios. En fin, que hasta el presidente Juárez ganaba en su momento el equivalente a 1.2 millones de pesos mensuales. Total, que ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre: bajar sueldos está bien; recortarlos al 18% de lo que eran es un exceso; hacerlo de manera ilegal (alegando que “es justo”) es un error, y poner a pelear al Poder Ejecutivo con el Judicial por algo tan relativamente menor es otro error. Pero… no entienden que no entienden. Rictus en El Financiero.

Anuncios