Mesa de pacificación

Mesa de pacificación - Alarcón

Mesa de pacificación – Alarcón

Como se esperaba, las 12 “mesas de pacificación” han acabado siendo un verdadero desastre. Y vaya que hay motivos para ello: las víctimas del crimen y sus familiares han presentado airados reclamos porque ponen como condición para dar “el perdón” que ha sugerido el presidente electo que “primero haya justicia” y que se resuelvan sus casos, se encuentre a sus familiares y se castigue a los culpables. “Ya que tengamos a quien perdonar, veremos si lo perdonamos” dijo uno de los padres. Ha sido tal el nivel de confrontación que ya se decidió que López Obrador dejará de ir a los Foros y se presentará únicamente a clausurar el último. Agreguen que el propuesto Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, ya dijo que la propuesta de Guardia Nacional es inviable “en el corto plazo” y que, de hacerse, será hasta dentro de tres o cuatro años. Por si fuera poco, en otro frente -el del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México- ya comentaron los ejidatarios de Atenco que no permitirán consulta alguna: o se cancela ya o marcharán con sus afamados machetes para detener el proyecto, alegando que “es compromiso de campaña que haremos cumplir” y que “la tierra no se vende, la tierra se defiende”. No olvidemos que este proyecto se planteó con el presidente Vicente Fox y, desde entonces, sabotajes y protestas sociales -como la que enfrentó durante el sexenio del presidente Calderón el entonces gobernador del Estado de México- acabaron en problemas graves, como con las violaciones a mujeres de Atenco por parte de policías estatales. Así que la mata de propuestas inviables y promesas incumplidas sigue dando abundantes frutos. Alarcón en El Heraldo.

Anuncios