Caldo y albóndigas

Caldo y albóndigas

Caldo y albóndigas – Calderón

Lo dicho: ni todo gasto es un desperdicio, ni todo ahorro es un beneficio. Los Pinos sirve para que no tengan que interrumpir la circulación ni poner guardias todo el camino entre la casa y la oficina del presidente cotidianamente.Y que bueno que la gente pueda ver y saludar al presidente en los aeropuertos, pero ¿Puede trabajar en confidencialidad desde una sala pública de un aeropuerto? Como viajero común, ¿te arriesgarías a viajara en el mismo avión que el presidente, si está bajo amenaza? Hay una clara diferencia entre “austeridad” y “gasto eficiente”, la que por cierto se explica bien en este texto. ¿Alguien hará entrar en razón al ganador de la elección? Ojalá que si. Click sobre la imagen para agrandar.

Anuncios