Todo fue un error

Todo fue un error - Jabaz

Todo fue un error – Jabaz

Y si, al final el caso del Ferrari del Procurador General de la República resultó ser un error: de un lado, lo compró en 2011 cuándo no era funcionario público sino próspero abogado; segundo, si tiene casa en Morelos, pero no la que la agencia utilizó para registrar el auto -en una privada de interés social hay 16 carros que valen, cada uno, lo mismo que diez casas- sino en Oaxtepec, que le fue heredada por sus padres; luego el domicilio estaba mal por lo que denominó “un error administrativo de la agencia automotriz, del que no estaba consciente”. Porque claro, uno recibe una tarjeta de circulación y jamás revisa si sus datos son correctos. Por otro lado, para colmo, su permanencia como Fiscal General es un debate que mantiene al Congreso sin poder sesionar por el conflicto político que causó. Y si, es un mero error… parecer corrupto cuándo la principal queja de la oposición es que quieren dejarlo en el cargo “para asegurar impunidad”. Así que cada vez se ve más lejos su posible ratificación. ¡Vaya que lo del Ferrari fue un error, por dónde se le mire! Jabaz en Milenio.