En buenas manos

En buenas manos - Alarcón

En buenas manos – Alarcón

Para muchos, Agustín Carstens en el Banco de México era un freno para los posibles excesos del gobierno federal, siempre tentado a aumentar el gasto público por la vía de la impresión de billetes. Ahora sabemos que estamos en buenas manos ante la salida del llamado “gordo de oro”. ¿O no? Alarcón en El Financiero.