Una tras otra…

Una tras otra... - Perujo

Una tras otra… – Perujo

Que el senador Emilio Gamboa fue de paseo a Yucatán. Pero el helicóptero que lo trasladaba aterrizó en al arrecife “El Alacrán”, en un área natural protegida. Y con el viento y el peso del aparato, dañó el arrecife. Ahora comenta que él “sólo era pasajero” y que no sabía que aterrizaron allí hasta que denuncias ciudadanas lo hicieron notar. “El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento”, dice el adagio jurídico. Y menos a quienes las han redactado… ya que fue su fracción, el PRI y el Verde, quienes endurecieron las sanciones a quienes dañen áreas naturales protegidas. Qué mal. Pero así pasa. Y nos recuerda cuándo Kamel Nacif, amigo de Gamboa, le pidió detener una ley contra la pederastia… delito del que acusaban a Nacif. Perujo en El Economista.