¡Grrrrrrr!

¡Grrrrrr! - Nerlición

¡Grrrrrr! – Nerlición

“De que la perra es brava, hasta a los de casa muerde” dice el refrán. Y si, Los Chuchos salieron tan pero tan bravos que no dejaron ni que René Bejarano ni que Marcelo Ebrard fueran candidatos a diputados por la vía de las plurinominales. Es decir, no se las pusieron nada fácil. ¿El alegato? “Que dañarían la imagen del partido”, lo que basado en sus respectivos escándalos puede ser cierto. El problema radica en que si aceptaron a Jesús Valencia, el delegado en Iztapalapa que vive en el Pedregal y que chocó una camioneta de un proveedor y algunos involucrados en el escándalo Abarca… pero que son más cercanos a la corriente de Los Chuchos, por lo que con ellos no hay problema. Así que quienes creen que más que la culpabilidad es la independencia el motivo de la negativa, no están lejos. Nerilicón en El Economista.

Anuncios