Mandela

Mandela - Calderón

Mandela – Calderón

Algunos preguntan que cuál fue el mérito de Nelson Mandela, si a final de cuentas estuvo 30 años acusado de terrorismo. Pues que su movimiento fue pacífico, que al salir de la prisión no clamó venganza o justicia, sino perdón y cambio, y eso es poco común en el mundo de hoy, que sigue viviendo la Ley del Talión del “Ojo por Ojo, Diente por Diente”. Y, por si fuera poco, como presidente luchó por hacer de “la nación del arcoiris” una nación realmente intregrada y no simplemente se contentó con abolir las leyes de segregación racial: procuró construir una unidad. Y si, no fue perfecto… (pregúntenle a su ex esposa Winnie Mandela, que se divorció al poco tiempo de que él dejara la cárcel… porque ya no lo aguantaba) pero es una buena señal de lo que el hombre movido por grandes ideales puede hacer por su país y el mundo. Por ello, como dice Génesis 8:11 “Y la paloma volvió a él a la hora de la tarde; y he aquí que traía una hoja de olivo en el pico; y entendió Noé que las aguas se habían retirado de sobre la tierra.” Madiba logró quitar las aguas del odio de su nación y el olivo de la paz lo acompañará siempre. Eso basta. Calderón desde su sitio.