Nuevo enemigo

Nuevo enemigo - Nerilicón
Nuevo enemigo – Nerilicón

Han pasado 16 años desde el célebre “montaje” de la detención de Florence Cassez que Carlos Loret puso al aire “en vivo”, pese a ser una reconstrucción de los hechos. La manipulación mediática la planteó Genaro García Luna, entonces responsable de la Secretaría de Seguridad Pública. Pero el periodista “se la tragó todita”. Desde entonces, cada que se quiere desacreditar su trabajo se le recuerda ese caso. El colmo llegó ayer: El presidente dedicó buena parte de la mañanera para recordar ese caso, y buena parte del día sus simpatizantes en redes sociales se lanzaron contra el yucateco. Pero hacia medio día, “#LordMontajes” y otros cinco lemas eran trend topic en redes sociales… pero no dedicados a Loret, sino al presidente: desde la rifa del avión sin avión y de la que no se pagaron la mayoría de los premios -porque legalmente no es posible pagar un premio de Lotería Nacional a una institución pública, como son los hospitales- hasta las “vacunas de aire”, tema que abordó Loret al inicio de semana y que mereció la ira presidencial. La mayoría de los cuestionamientos iban en dos sentidos: ¿Por qué si el presidente asume que eso fue un montaje y lleva casi tres años en el poder, no ha liberado a Israel Vallarta, cómplice de Cassez? ¿Por qué no sale a aclarar las demás noticias que ha publicado Loret, que jamás se desmintieron a satisfacción, y que tienen que ver con delitos electorales de su hermano Pío y los casos de corrupción de Irma Eréndira Sandoval, la prima Felipa y Manuel Bartlett, entre otros? ¿Ya se aburrió de atacar a Felipe Calderón o qué plan? Porque “matar al mensajero” no resuelve los mensajes: hay corrupción e impunidad en la Cuarta Transformación. Y eso no se desmiente con un montaje de hace 16 años. Por eso a la prensa se le llama “cuarto poder”: es el que supervisa y controla a los otros tres, aún sin tener facultades legales para ello. Nerilicón en El Economista.