Caos…

Caos... - Rictus
Caos… – Rictus

Pobre de Claudia Sheinbaum. El 2021 le está poniendo mucho más complicada su aspiración de suceder al presidente López Obrador en 2024. Y no por falta de simpatías de él: de hecho, buena parte de los problemas de ella surgen por ser desmedidamente obediente y leal a él. Por ejemplo, se ha negado a despedir a Florencia Serranía, directora del metro que la semana anterior declaró que “no se requiere una subdirección de mantenimiento, la tarea la hago yo” y, tras el incendio en el Puesto Central de Control 1 que paró seis líneas indefinidamente, declaró “yo solo soy la directora del Metro. Que se castigue a los responsables”. Pues… ella es la responsable. O su jefa. Pero como fue directora del Metro los dos últimos años en que el hoy presidente fue jefe de gobierno, es intocable -como tantos otros ineptos, corruptos e ineptos-corruptos de la 4T-. Por eso la frase en el cubrebocas de Claudia en el cartón. También se supo esta semana que mintieron con los datos; que el semáforo rojo y los cierres de actividades debieron ocurrir poco antes del Buen Fin… pero que el presidente dijo que de ninguna manera iba a agravar la crisis económica derivada de la pandemia cerrando durante el Buen Fin. Por eso la ciudad tiene el 13.68% de los muertos nacionales con apenas el 6% de la población total del país (claro que la densidad poblacional no ayuda, pero…) Eso más las fiestas de Navidad y Año Nuevo y ahora tenemos ocupación hospitalaria entre el 90 y el 95%. Y falta el pico de todas las personas que se tienen que subir a camiones abarrotados por el cierre del metro. Para rematar, este fin de semana los restauranteros agrupados en la CANIRAC fueron a ver al Secretario de Gobierno Alfonso Suárez del Real y le plantearon que los deje abrir ya, porque otra semana cerrados los orillaba a la quiebra. Dijo que no era posible, porque la salud es prioridad. A la pregunta de por qué los puestos callejeros, que no tienen la más mínima medida de sanidad ni sana distancia, si los dejan, el funcionario respondió “porque ellos son pobres”. ¿Y todos los trabajadores de los restaurantes son millonarios? Eso es no tener ni idea de política o de economía. Entonces algunos afiliados a la CANIRAC abrieron ayer sus locales, para ser amenazados por el INVEA que, si lo repiten hoy, llegarán las clausuras definitivas con multas millonarias. ¿No había suficientes problemas como para, encima, enemistar al gobierno con uno de los sectores más golpeados por la pandemia? No: el chiste es destruir la economía y polarizar a la sociedad. Destruir todo, porque una sociedad pobre que depende del gobierno es útil para MORENA y su modelo electoral. No saben que eso funcionaba en los años 70s del siglo pasado, pero la sociedad actual los va a culpar por todos sus errores. Aunque ellos no lo ven y por eso dicen que “la pandemia les llegó como anillo al dedo” y la crisis en la ciudad va a sacar a Claudia Sheinbaum de la campaña presidencial de 2024. En fin, que el texto nos salió muy largo pero el tema de la crisis en la ciudad lo amerita. Rictus en El Financiero.