Mañanero

Mañanero - Perujo
Mañanero – Perujo

Durante la conferencia mañanera de ayer, el Pastor López… perdón, el Presidente López presentó la “Guía ética para la transformación de México”. Un día antes, el Tribunal Electoral señaló que el delito electoral que cometió su hermano Pío López Obrador y que él confesó en otro de sus shows matutinos no podía investigarse “porque esos videos no pueden ser prueba plena porque se obtuvieron sin que él se supiera que era grabado y sin su autorización”. Así que no, no valen. Como todos los casos de corrupción del presente sexenio, que acaban en impunidad (Bartlett, Irma Eréndira, Napoleón, Jiménez Espriú, Guadiana y los que se acumulen, por citar los más famosos). Al respecto, declaró “Es que lo que hizo Pío no se puede comparar con lo que robaron en la época neoliberal, lo que se robó Raúl… Estos eran donativos para el movimiento”. En la página 14 de la cosa esa se dice: “Que las víctimas perdonen a sus victimarios”. Que no se le olvide: ser éticos es necesario y conveniente; pero para ser honestos, hay que predicar con el ejemplo. Y los funcionarios públicos tienen la obligación de ceñirse a la ley, no a los sermones presidenciales. Por eso Perujo en El Economista señala -medio con albur- que el bodrio presentado en la mañanera sirve, si acaso, para hacer el mañanero… y para poco más.