La autoridad

La autoridad - Rictus

La autoridad – Rictus

Cuándo la abuela solía dar una instrucción que los nietos no acataban de inmediato, solía responder: “¿Qué, estoy pintada o qué?”. Lo que bastaba para que todos obedecieran a la primera. Pero ayer, en el quinto aniversario del caso Ayotzinapa, supuestos infiltrados en la marcha dañaron y vandalizaron monumentos, oficinas públicas, restaurantes y hasta trataron de quemar la librería Gandhi de Bellas Artes. Pero la autoridad aquí si “está pintada”: Claudia Sheinbaum no hizo nada por evitarlo. En parte, claro, porque ya disolvió a los granaderos (“en atención a la demanda histórica del movimiento estudiantil de 1968”) y en parte porque “no va a reprimir las manifestaciones”. Y aunque el vandalismo no es una forma de manifestarse válida -está constitucionalmente prohibida- Claudia está más preocupada en saber si tiene que borrar su logo de “CS” en forma de cruz de las avenidas en que ya lo pintó… porque es ilegal. No, pues hay que pintarle cremas. Rictus en El Financiero.