Mafia científica

Mafia científica - Rictus

Mafia científica – Rictus

Listo: ya tenemos un nuevo villano. ¿Por qué hubo oposición a que un poeta menor, que a los 29 años va en tercer semestre de Comunicación, fuera subdirector de comunicación del CONACYT? ¿Por su aspecto, por su preferencia sexual, por lograr el cargo con palancas? NO: porque la “mafia científica” no lo aceptó y lo atacó. ¿Por qué no se dejó a una diseñadora de modas como Secretaria Ejecutiva de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (CIBIOGEM)? ¿Porque no sabe nada de esos temas? NO: porque la “mafia científica” le teme, porque es experta en técnicas ancestrales de conservación del espíritu del maíz (no es broma, es la justificación que dieron para su nombramiento… antes de anunciar su cese). Así que no hay que ser Einstein para notar que el tema es, en realidad, la oposición a la meritocracia: los expertos sobran, si tenemos leales y comprometidos militantes. O como leímos allí, “así como nadie puede ganar más que el presidente, nadie puede saber más que el presidente”. lo que deja el límite muy muy MUY abajao en temas científicos. Homenaje a nuestro propio y muy desgansado Albert Einstein, por Rictus en El Financiero.

 

Anuncios