Difunto

Difunto - Garcí

Difunto – Garcí

Pues a pesar de que las leyes secundarias aún no están listas, y que la selección de consejeros del nuevo Instituto Nacional Electoral no tiene cómo resolverse, el Instituto Federal Electoral ya no existe. Y como bien señala Garcí en El Financiero, cuesta trabajo saber por qué murió un órgano que tenía experiencia, prestigio internacional, buen funcionamiento… a no ser que consideremos las antipatías que generaba entre Andrés Manuel López Obrador, Felipe Calderón, Jesús Zambrano, Gustavo Madero, César Camacho y muchos otros que prefieren “borrón y cuenta nueva”, siempre y cuando beneficie a sus respectivos partidos. O que les garanticen un “hueso” de por lo menos nueve años a todo lujo y con un gran sueldo. Descanse en paz un órgano que estaba vivo y sano.