Las consecuencias de una imposición

Las consecuencias de una imposición - Jabaz

Las consecuencias de una imposición – Jabaz

El presidente apareció muy ofendido ayer porque las mujeres que protestan en la CNDH “ultrajaron” un cuadro de Madero al pintarle la boca y ponerle flores a su traje… La autora de la “intervención” es una niña de siete años que fue violada y cuyo agresor sigue libre e impune. Pero eso no mereció la indignación presidencial. Como tampoco que la “intervención ciudadana” encontró 20 kilos de carne gourmet y cortes finos en la cocina que atiende a Rosario Piedra Ibarra, la titular del organismo, quien vive a todo lujo a pesar de haber llegado ilegalmente al cargo. ¿Ya ven? Las consecuencias de una imposición no pueden ser buenas. Otra “fallita” de la Cuarta Transformación. Y ya viene la ola verde del feminismo que pasmó el COVID a recordarle al “gobierno más feminista de la historia” que tener medio gabinete de mujeres a las que no les hace caso no lo hace feminista; como tampoco quitar guarderías y negar apoyo a mujeres violentadas, mientras que la persona responsable de atenderlas vive a todo lujo. Eso los debería indignar, no un cuadro dañado -lo que, por cierto, no está bien-. Jabaz en Milenio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .