Batalla de Puebla

Batalla de Puebla - Alarcón

Batalla de Puebla – Alarcón

La semana pasada, el intento de radicalización de la 4T corrió a cargo del presidente de Mornea, Alfonso Ramírez Cuellar, quien propueso que el INEGI pudiera entrar a las casas del 10% más rico de la población para “medir la acumulación de riqueza” y para reportarle al SAT si no pagaban impuestos. La idea se rechazó por extremista. Este viernes, el intento de radicalización fue del gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, quien logró que en un fast track violento -ni siquiera lo leyeron y menos lo discutieron- el Congreso de Puebla pasó modificaciones a la ley de educación en la que hace que toda la educación privada pase a depender del gobierno estatal, lo que implicará entre otras cosas que el gobierno poblano podrá fijar colegiaturas, dictar contenidos y que hasta los edificios “pasan a ser propiedad del gobierno estatal”. NO, pues que bien. Y aunque dicen que “no es una expropiación”, sino una “intervención para frenar excesos”. Su argumento es que “la educación no debe ser un negocio, sino un servicio a cargo del Estado”. Kim Jong-il, el líder de Corea del Norte debería aprender a hacer barbosadas. Y si bien la oposición dice que impugnará la ley por ser violatoria de la Constitución, por lo pronto el golpe está dado y será otra manera de vacunarnos contra una mala idea. Alarcón en El Heraldo.