La salud

La salud - Rictus

La salud – Rictus

Que para combatir la corrupción que había al darle el dinero a los estados, desapareció el Seguro Popular. La idea es que al comprar medicamentos e insumos de manera consolidada a nivel nacional, el INSABI logre ahorrar dinero y evitar la corrupción. El problema es que no se trata de un mero trámite burocrático, de cambiar un formato o modificar la atención en una ventanilla. Es “crear de la nada” hospitales y clínicas -que el Seguro Popular subrrogaba a particulares- de un día para otro. Pero hay tratamientos que, si se suspenden dos semanas, se arruinan. Ya no digamos si son tres meses o un par de años. Y menos cuándo se señala que la gratuidad y cobertura del INSABI “será gradual, conforme vaya habiendo disponibilidad presupuestal”. O sea que del “cáncer de la corrupción” podemos salvarnos algún día, pero del austericidio, no hay manera de que salgamos vivos… Porque hay pocas cosas que una buena idea mal ejecutada, y más si es en temas delicados, como la salud. No debió suspenderse el seguro popular de golpe, hasta que no hubiera alguna base del INSABI lista. Y para colmo, su director, Juan Antonio Ferrer, no es médico ni tiene experiencia administración hospitalaria, un tema bastante complejo: fue administrador de zonas arqueológicas, trabajó en el INAH y es tabasqueño. Así que cubre el perfil de “90% de honestidad y 10% de experiencia” que hay dicho el presidente que es la base de su equipo. Rictus en El Financiero.

Un pensamiento en “La salud

  1. Pingback: Monoaureos de la semana: del 12 al 18 de enero – MonoAureo

Los comentarios están cerrados.