Ahí nomás, discrecionalmente…

Ahi nomás, discrecionalmente.... - Alarcón

Ahi nomás, discrecionalmente…. – Alarcón

Veamos: la nueva ley de austeridad “creó” nuevamente la partida secreta presidencial. Con algunas variantes: no es precisamente secreta, sino discrecional. Se integra con todos los ahorros y subejercicios de cualquier Secretaría, órgano desconcentrado o dependencia (en tanto no sean autónomos, como la CNDH). Y el presidente puede usarla no en lo que quiera, sino en cualquier acción o programa del Plan Nacional de Desarrollo (es decir, en todo). ¿Están seguros que estamos avanzando en la cultura de transparencia, rendición de cuentas y controles democráticos? Empezamos a sospechar que no… Pero igual y es porque no entendemos de alta política. Alarcón en El Heraldo.

Anuncios