Houston…

Houston... - Rictus

Houston… – Rictus

A ver: no hay problema de que, fruto de su trabajo en el sector privado, el Secretario de Comunicaciones tenga un departamento en una exclusiva zona de Houston. O que esté a una cuadra del Penthouse de la Secretaría de Gobernación, quien dice que compró esa propiedad para festejar 50 años de casada. Está bien, se vale. Son fruto de su trabajo legítimo y de su ahorro. Lo que está generando ruido es que no hayan aparecido en sus declaraciones patrimoniales… hasta que los encontró la prensa. Y entonces el presidente acusa que la prensa “de derecha” está atacando a su proyecto “porque se oponen al cambio”.  Pues no lo atacan: se oponen a la simulación y las mentiras. A decir que “se les olvidó ponerlo” o que “yo lo puse y no sé por que no apareció” y a los maromeros que los acompañan… Y no lo olviden “No robar, no mentir y no engañar al pueblo” no es mantra neoliberal, sino uno de los ejes programáticos de la Cuarta Transformación. Rictus en El Financiero.

Anuncios