Descalificando a la calificadora

Descalificando a la calificadora - Alarcón

Descalificando a la calificadora – Alarcón

Ficht Raiting señaló que la deuda de PEMEX había bajado de calidad. De BBB+ a BBB-. ¿Su argumento? Que con la visión estratégica de largo plazo y la falta de profesionalismo que se ve en el nuevo equipo administrativo, se ve más complicado que antes que pueda cumplir sus obligaciones. Obvio, el riesgo es que si baja un escalón más será considera “bono basura” y muchos fondos deberán vender esos bonos, aún con pérdidas. Afirma, por ejemplo, que hacer una nueva refinería en vez de hacer exploración hará que se ganen centavos en seis años en vez de ganar pesos en seis meses. O que usar pipas, 14 veces más caras que los ductos, no compensará las ahorros de evitar los robos. O que un ingeniero agrónomo con cero años de experiencia en el tema petrolero pueda dirigir ese tipo de empresas. O que el Instituto Mexicano del Petróleo diga que técnicamente es inviable la refinería de Dos Bocas y, en vez de hacerle caso, lo despidan ipso facto… Y en vez de ver por qué dicen eso de PEMEX, el presidente salió a descalificar a las calificadoras, y con él sus malquerientes: herramientas del neoliberalismo rapaz, no vieron la corrupción que había -a pesar de que reportaron que existía y por eso no tenía mejor nota-, etc. etc. Total, si yo estoy mal es culpa de los demás. Y el problema será que ante esa cerrazón, más calificadoras y en más instrumentos irán bajándonos el grado de inversión. Así no se puede. Alarcón en El Heraldo.

 

Anuncios