El tiempo es primero

El tiempo es primero - Alarcón

El tiempo es primero – Alarcón

Tres cosas están haciendo deslucir el trabajo de Senadores y Diputados: la primera, que hicieron un acuerdo a fin de que, para evitar larguísimas sesiones, apenas se presentan en tribuna tres iniciativas por cada sesión, y en no más de 10 minutos cada una, y se discuten tres puntos de acuerdo en 5 minutos por orador. (Aunque ayer en el Senado aprobaron que se presente cada iniciativa en cinco minutos nada más, motivo de fondo de este cartón). Segundo, que han llegado al extremo de “apagar” el micrófono a los oradores que exceden su tiempo. Y tercero, que ya aprobado el calendario legislativo de este periodo, senadores y diputados se recetaron dos puentes en noviembre, uno por día de muertos y otro por el aniversario de la revolución, con lo que adelantaron dos sesiones de jueves a miércoles para irse antes del recinto cameral. Y si a eso le añaden que en su trabajos “normales” se arrebatan la palabra e interrumpen a los oradores con gritos y chiflidos -en particular si habla a favor del presidente Peña-, pues… veremos por qué su aprecio social anda entre bajo y más abajo. Alarcón en El Heraldo.

 

Anuncios