Imagen

Imagen - Nerilicón

Imagen – Nerilicón

Y luego se preguntan por qué el PRI y el gobierno tienen tan mala imagen y evaluación ante la opinión pública… En algún momento, Aurelio Nuño, entonces Secretario de Seguridad Pública soñó con ser candidato presidencial. Pero pocos lo conocían, dada su escasa carrera política de alto nivel (había sido Secretario Particular del Presidente y poco más: asesor en el Senado y el Gobierno del Estado de México). Pues para darse a conocer, qué mejor que contratar propaganda y publicidad con cargo al erario. El problema es que se le pasó la mano. Un poquito.. Simplemente, en 2017 gastó 2,680% más de lo presupuestado. Le habían autorizado 70 millones de pesos. Ejerció 1,963. Claro, alegando que era para dar a conocer e impulsar el mayor logro de la administración: la Reforma Educativa. El detalle es que esos más de 5 millones de pesos diarios… no sirvieron. No se logró el objetivo: ni el de dar a conocer la Reforma Educativa ni el de hacer de Nuño el candidato presidencial. ¿Por qué les va tan mal, se preguntan los priístas? Que nos expliquen excesos como éstos y les decimos por qué tienen problemas de credibilidad ante toda la sociedad (y el tercer lugar en las encuestas, pese a tener un buen candidato, el de más experiencia probada y alta calidad en formación académica). Nerilicón en El Economista.

Anuncios