Imparable

Imparable - Rictus

Imparable – Rictus

El guión de toda campaña señala que el candidato -el que sea- debe proclamarse ganador tras el debate, independientemente de cómo le haya ido. Para eso es el postdebate: para aplaudirse y apuntalarse. Pero al que se le pasó la mano -tanto en el debate como en el postdebate- fue a López Obrador. Declaró ayer en Ixtapaluca no solo que ganó el debate, sino que gracias a su “buen desempeño” durante el ejercicio democrático “en el que no me enganché y no caí en provocaciones”, ya rebasó el 50% de intención de voto y que ganará la elección con el 70% de los votos… Y eso a pesar que a nivel local sus aliados del Partido del Trabajo y de Encuentro Social ya empezaron a pelearse por ciertas posiciones -como que el PES pide defender la vida desde la concepción hasta la muerte natural y el PT apoya el aborto). Lo cierto es que sigue en primer lugar, pero la percepción en las encuestas y sondeos es que empezó a bajar. Y van dos elecciones en que su soberbia y triunfalismo lo hacen perder: con su actitud de “ya gané, hagan lo que digo” nomás no se ayuda. Pero háganle ver sus errores. Nomás no se puede. Esta película ya la vimos dos veces. O tres, si cuentan Titanic como la primera versión..

. Rictus en El Financiero.

Anuncios