¡Qué susto!

¡Qué susto! - Alarcón

¡Qué susto! – Alarcón

Hace un par de semanas, en una de las pantallas espectaculares del segundo piso del Periférico, por un error de sus operadores, en lugar de la publicidad contratada se pasó un video pornográfico. El detalle se supo porque un conductor subió un video tomado con su celular de la singular proyección. Al final, se clausuró el anuncio. Pero formalmente no hubo queja o denuncia por malestar ciudadano. Pero ahora que empiecen las campañas políticas para gobernador en Nayarit, Coahuila y Estado de México y para alcaldes en Veracruz… veremos más morbo, quejas, molestia e indignación ciudadana que ante el video porno, principalmente en la zona metropolitana del Valle de México, como bien señala Alarcón en El Financiero: los habitantes de la CDMX padeceremos una campaña en la que ni siquiera votaremos, pero ¿cómo frenar publicidad y ondas radiales en la entidad vecina? A aguantarse, pues.