Evitando desastres

Evitando desastres - Magú

Evitando desastres – Magú

Pues si ya nos funcionó con el Huracán Patricia, ¿por qué no evitar un desaste en Santa Fe mediante cadenas de oraciones?  Total: los edificios con condominios de 8 a 15 millones de pesos cada uno que están en riesgo de derrumbarse ante los deslaves ya no tienen constructoras; los seguros no cubren el riesgo por ser en el terreno y no en la construcción; la autoridad de autorizó construir en ese terreno ya no está y la nueva no puede hacer nada -ni está bien que pague con dinero público un riesgo privado-. Así que todos a rezar por que no se caigan semejantes torres de superlujo construidas en suelo inestable. Magú en La Jornada.